16.12.06

Tensión.

Las alas se me tornan negras, y las ojeras cenizas.
Si debiera, si no debiera… no sé…
Tormento...
El remordimiento va dando paso a la lujuria… las cejas se arquean y los ojos se endurecen, tanto, que sólo aprecio los tuyos como líneas rojas.
Una vez entorno los ojos, ya no lo sé.
El corazón se me sale del pecho y con tu aliento haces que se me olvide que no me amas como yo a tí... Aprieto los dientes, no debiera, haz hecho que salga de mí algo que no quería, y ahora, no puedo controlarlo...

10 comentarios:

Sam dijo...

perdonen todos por mis largas ausencias, la falta de tiempo me consume, sin embargo procuraré regalarme un instante en el tiempo para visitarlos a todos

Besos

xnem dijo...

despues de la "tensión" viene la calma.
Con tiempo y paciencia TODO se puede controlar.

Will dijo...

controlate, Sam..contro-la-te

Blas Torillo dijo...

Uys... Mucha pasión... mucha pasión querida Sam...

Besos y gracias por las visitas... ahí seguiré. Ya sabes.

xnem dijo...

Señorita sam. Tienes saludo especial en

http://mcravengeneration.blogspot.com/

ALCON dijo...

Hola querida Sam,

Es tiempo de relajarse, fechas muy buenas para reflexionar, tomarte el tiempo para disfrutarte y descansa, se vale.

Un abrazo muy grande.

KarLo dijo...

Paso a saludarla srta Sam

Buena estrella para ti

atte Karlo

Lunaria dijo...

Pasa el tiempo lo mejor que puedas y reflexiona si ponerte tensa merece la pena.
Un beso.

Blas Torillo dijo...

Hola Sam...

Oye... sólo pasé a decirte...

Que qué bueno que te encontré por aquí en el internet...

Que tu blog me gusta, más por lo que dice de ti, que por lo que dice, que también me gusta mucho.

Que ha sido un aprendizaje intenso leerte aquí y en mi casa virtual.

Y que quiero que en la navidad, tengas todo lo que planeaste para ese día, que estén los que quieres que estén, que te digan lo que quieres que te digan, que te abracen como quieres que te abracen, que te den todos los besos que quieres que te den, que cenes lo que quieres cenar, que bebas lo que quieras beber y que sonrías todo lo que tu cuerpo aguante...

Yo mientras, te dejo un besito, para que en la noche o madrugada, cuando ya estés por dormir, te pongas en la frente y te acuerdes que aquí estoy, mientras me des permiso de estar de este modo en tu vida.

Va pues.

Un BESITO.

Blas.

aPerfectCircle dijo...

Las cosas se dañan
las cosas se descomponen

Pero Los ángeles con alas plateadas
no deberían conocer el sufrimiento

salu2.