7.11.07

Bebiendome una taza de té...

Quise diseñar un espacio con muchos escaparates llenos de arte, que enseñen y muestren a la gente la dulce necesidad de cultura, colores y tipografías que se integran al espacio...Parques llenos con los sonidos de la mañana, pájaros reales y gente sentadas sobre bien diseñadas, cómodas e inimaginables bancas. Calles donde abunda la limpieza, las flores y los olores suaves de la mañana, de las tardes y las noches...Casas de colores matizados, suaves y atrevidos a la vez, números que anuncian, anuncios que enseñan y no engañan, un lugar un poco lejos de lo artificial y poder entrar a un pequeño cine que rescata lo bueno del hombre, no la maldad y la violencia...

Ya siento el dolor del olvido...

8 comentarios:

Blas Torillo dijo...

Estaría padre Sam...

Cuando tengas aunque sea los bocetos, invítame a ir. Será mejor que algunas cosas que se ven a diario.

Besitos Sam.

Héctor Ojeda dijo...

Un lugar a tu medida Sam, ojalá encuentres el lugar correcto para crearlo, porque si existe debe estar olvidado.

Un beso.

Héctor.

modes amestoy dijo...

¿se sentó la nostalgia a tu lado?
Dale una taza de café y despídele con amabilidad.
Un abrazo

Eleonai dijo...

Te quedó muy disfrutable el espacio. Para disfrutar de una buena bebida y una charla amena.

Coqueta dijo...

Será que ese lugar existe?

Será que ésta es una pequeña descripción de lo algunos llaman "el paraíso terrenal"?

Será que algún día puede el hombre realmente rescatar lo bueno de sí, dejar de ser malo y violento?

Buen post, es uno de esos que hace pensar.

Saludos.-

modes amestoy dijo...

Hola, he estado casi dos semanas sin aparecer. Vuelvo y me siento a gusto al ver que seguís escribiendo y proponiendo maravillas.
Un abrazo y cuéntanos cómo te va con la nostalgia.

Blas Torillo dijo...

Hola Sam...

Sólo vine a dejarte un besito.

Besito.

Ya.

Dédalus dijo...

Hola, Sam. Como hace tiempo que no sabía nada de ti, me he acercado, te he leído y veo que tu taza de te se alarga en el tiempo... Será que necesitas tomártelo (el tiempo), para situar un par de cosas importantes, o no, en tu mundillo más inmediato. Será eso, quizá. Mientras tanto, descuida: te cuidamos la página, unos cuantos amigos.
Hasta pronto, artista.

Un beso de los buenos.